Manejar una sesión en exterior.

 

En la mayoría de fotos de pareja, trabajaremos en entornos de exterior, con luz natural, ya sea a las 11:00AM o a las 5:00 PM, parece fácil y obvio, y lo es. Quizá la mayoría de fotógrafos nos repetimos y no paramos de hacer lo mismo. Vivimos en un mundo donde, en mi caso y seguro que en muchos nuestro perfil de instagram solo son fotógrafos de boda y fotos de pareja y al final, nos parece contenido repetitivo.

No vengo a decir nada que no se sepa, solo vengo a dar unos consejos y a la vez unas metodologías que a mí me funcionan para conseguir fotografías naturales aprovechando los entornos.

Cuando planteo una sesión de pareja, se me presentan tres escenarios posibles. Las Ciudades, llamado a partir de ahora urbano, los escenarios de montaña y bosque, llamados ahora verdes, y las fotos en las playas, las cuales llamaremos playa ( XD ).

Todos estos escenarios son prácticamente similares, nos ofrecen muchos recursos para destacar así a nuestros sujetos.


Empezaremos tratando el urbano.

En las fotos de pareja en entornos urbanos, tenemos una gran cantidad de elementos, como puertas, puntos de fuga, algo de vegetación, colores y sobretodo, gente de fondo. Este tipo de entornos son los que menos me gustan de todos, pero a la vez, el que quizá más recomiende si no sabemos dirigir muy bien a una pareja, ya que tenemos una gran cantidad de opciones para ello.

Como vengo diciendo en todos los post, es muy importante el trato del color, y por lo tanto, ser conscientes de donde vamos a disparar. Me viene a la cabeza, por ejemplo, el barrio gótico de Barcelona, un entorno oscuro y muy marrón, donde los naranjas predominarán en la mayor parte de la sesión. Nos podemos aprovechar de esto, jugando con los vestuarios, por ejemplo, un vestuario cálido, como puede ser rojo, lo que nos va a hacer es que los fondos se coman a la pareja y por lo tanto esta no destaque todo lo necesario, tampoco digo que tiremos a colores fríos ya que esto lo que nos dará es un contraste de color que no será para nada bonito.

¿Ostras Robert, entonces, como vestimos a la pareja?

Bien, en este tipo de entornos, siguiendo el ejemplo del Born o Gótico de Barcelona, dónde predomina el marrón, dan mucho juego unos vestuarios contrastados entre ellos, por ejemplo, unos tejanos azules o negros, con una camiseta básica blanca y una chaqueta negra, de esta manera, el color predominante del sujeto será muy contrastado pero a la vez no destruirá la harmonía de colores.

El barrio de Malasaña, en Madrid, como norma general, es una parte más blanca que la de Barcelona, por lo que cualquier tipo de vestuario nos servirá, pero es importante que este no sea de colores demasiado llamativos, como por ejemplo amarillos puros, podemos tirar más a algún amarillo pastel/ocre/marrón claro. De igual manera, podemos tirar también a looks algo más clssicos y monocromáticos, que creo que son los que mejor funcionan en las ciudades.

-

Ana & Alberto-106.jpg

Como he comentado anteriormente, en ciudades tenemos puntos de fuga, puertas, farolas, árboles, grafitis y muchísimas cosas mas, por lo que podemos hacer composiciones muy interesantes aprovechando bien tanto los elementos como los colores.

Hablando de poses, en mi caso, como sabéis, me gusta la fotografía natural, por lo que no voy a hacer ningún posado que no sea alguna situación que la pareja pueda estar en algún momento de su vida, me explico, imaginate que los ponemos en medio de una calle, hacemos que se den la mano, se separen algo, cierren los ojos y miren al cielo. Esta es una situación donde la pareja no creo que se ponga en la vida por voluntad propia, por lo tanto, voy a huir de estas. Me gusta que paseen, anden y corran. que se abracen en bancos, que compren helados y se tomen un café.

Podemos orientar la sesión como una tarde de paseo por el barrio, cosas que ellos harían y que sea lo mas ordinario posible.

Para este tipo de entornos, mis focales favoritas ronda entre 35mm y 50mm, con grandes aperturas para poder jugar bien con todas las lineas y recursos disponibles.


Pasaremos ahora a verde, quizá mi ubicación favorita.

Seguramente, a mi parecer, es donde pueden quedar unas fotos más armónicas pero a la vez también más repetitivas. Es muy fácil repetirte constantemente ya que los fondos que vayamos a tener, en la gran mayoría van a ser verdes. Esto, también nos ofrece una ventaja, que viene a ser el echo de que el color de la ropa va a ser más fácil de complementar. Hay varias herramientas en internet para encontrar el color complementario de X en caso de que nos cueste encontrar una combinación de colores bonita.

Marian & Michael-217 (1)-1.jpg

Para este tipo de fotos, a mí personalmente, me gusta mucho hacerlas en todas las estaciones del año excepto en verano, ya que va a ser la más complicada de todas. En mi zona, próxima a Barcelona es muy común que los verdes estén secos y amarillentos, por lo que en verano esto es aún más exagerado. Las fotos en verde no son las más fáciles, ya que en la mayoría de situaciones tendremos una luz complicada, filtrada por árboles con muchísimos puntos de luz diferentes en los rostros al igual que es más complicada de direccionar, es por eso, que recomiendo muchísimo este tipo de fotos en ambientes nubosos, con niebla o también en la caída del sol, siendo consciente a que hora se va a poner, ya que es posible que tengamos alguna montaña que lo pueda tapar antes.

Soy muy fan de los acantilados, como supongo que todo fotógrafo, ya que le dan una espectacularidad añadida a la foto, que pueden dejar con la boca abierta. Pero en esto, es importan te conocer también la dirección de la luz y cómo se va a poner el sol, me ejemplifico. Hace nada, estuve en USA y fui a visitar el Horseshoe Bend, un precioso acantilado con una forma muy característica, pues bien, para mi sorpresa, cuando fui, la luz estaba justamente en el lado contrario de dónde yo la necesitaba para tomar mi foto, con eso me refiero que no tenía que haber ido a la puesta de sol, si no a la salida!

Laia & Marc-81.jpg

Volviendo al tema anterior, en este tipo de escenarios es muy importante el echo de jugar con el color de los vestuarios, que queden de manera bonita con el verde y aprovechar todo tipo de recursos, piedras, árboles y arbustos, pudiendo jugar mucho con las profundidades de campo para desenfocar primeros planos y dejar a la pareja detrás.

Para este tipo de fotografía mis focales favoritas ronda entre 24mm y 85mm utilizando el 24-70mm para las fotos en acantilados, para tener mayor amplitud, el 50mm para la mayoría de situaciones y el 85mm para jugar bien con las profundidades de campo.


Y por último pasamos a playa

Yo era una de esas personas que huía de este tipo de entornos ya que apenas me daban recursos, y sí, al primera vista los hay, esplanada de arena, agua y cielo, nada más. Pero esto cada vez ha sido menos problema y más motivación ya que creo que es uno de los entornos dónde más podemos mejorar nuestra dirección de parejas. Al no tener apenas elementos con los que interactuar tenemos que estar pendientes al 100% de la pareja.

¿Qué podemos hacer en la playa?

Esta es la pregunta que me hacía yo hace ya tiempo, pero como he dicho, es el mejor entorno para comprobar si sabemos dirigir o no correctamente a una pareja.

Todas las sesiones las empiezo de la misma manera, sea en interior o exterior, en New York o en la playa de Comarruga y esa manera es:

-Chicos, uno en frente del otro, con las manos cogidas!
(La pareja se coloca uno en frente del otro y entre ellos hay un metro de separación)
-Ostía, chicos, no me jodaís, me rozo más yo con un camarero que vosotros dos que estaís juntos, más cerca!


Esta es la manera en la que yo rompo el hielo, y funciona de manera genial, ya que uno tira del otro y toda la tontería se pierde, por lo que es muy importante tener a la pareja relajada en estos entornos, ya que no tendrán nada qué coger o interactuar!

Ahora quiero volver a hablar de los colores que vamos a usar. En la playa me gustan mucho los vestidos veraniegos o de entretiempo para ellas, que las faldas vuelen y nos den juego, de colores claros, sobretodo. En el caso de ellos, básicos, tejanos y camiseta con una chamarrita. No me complicaría mucho la vida con los colores, solo diría que los colores que se puedan mezclar con la arena o el mar los evitaría, a partir de aquí vía libre os diría.

En cuanto a poses, volvemos a lo de antes, que corran, salten, anden, se abracen, se tiren al suelo, jueguen con la arena, se mojen los pies y todo lo que se os pueda ocurrir.

En este caso, mis ópticas favoritas vuelven a estar entre 35mm y 50mm, para poder acercarme a ellos y tener unos desenfoques bonitos en los fondos.

 
Robert Marcillas